Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

El Hospital de Cuenca pide disculpas por la tercera cama

EL DIA: En una carta a la que ha tenido acceso la Plataforma en Defensa de la Sanidad Pública de Cuenca, afirman que la inclusión de una tercera cama "agrava no solamente la estancia del paciente y los familiares, sino el trabajo realizado por los profesionales sanitarios". Sin embargo, achacan esta situación a "problemas estructurales de difícil solución" y no dan remedios ni plazos. La Plataforma considera que no se puede dar una respuesta así "con dos plantas cerradas".


El Hospital Virgen de la Luz de Cuenca está pidiendo disculpas por escrito a las personas ingresadas en habitaciones con tres camas. Así lo ha revelado esta mañana la Plataforma en Defensa de la Sanidad Pública de Cuenca en su concentración semanal de protesta que convocan todos los martes en la entrada principal del Hospital.

Según informaba una de las representantes de la Plataforma, continúan cerradas dos plantas y se sigue dando la problemática de la triple cama en otras plantas. Es por eso que cada vez hay más quejas de pacientes con respecto a las condiciones en las que se recibe la atención sanitaria. Desde la Oficina de Calidad y Atención al Usuario del Hospital se está dando respuesta a estas quejas mediante una carta en la que reconocen, literalmente, que las habitaciones del hospital no están preparadas para albergar una tercera cama.

"Referente a la reclamación presentada en el Servicio de Atención al Paciente en agosto de 2012, en relación con la inclusión de una tercera cama en su habitación, le comunicamos lo siguiente" comienza la carta que ha recibido una de las pacientes afectadas y a la que ha tenido acceso la Plataforma. "Desde la Oficina de Calidad y Atención al Usuario le informamos de que la sobrecarga asistencial genera la necesidad de abrir una tercera cama, situación que agrava no solamente la estancia del paciente y los familiares, sino el trabajo realizado por los profesionales sanitarios" reconocen desde Atención al Usuario.

Sin embargo, precisan que "la Dirección autoriza a las supervisoras a incluir una tercera cama cuando no existan camas libres en el servicio. No obstante, cuando se concede un alta, tienen que intentar reubicar a los pacientes en el menor tiempo posible". Desde el Servicio aseguran que "entendemos su malestar y desacuerdo debido a que las habitaciones son pequeñas y no están habilitadas para ello" pero lo achacan a que "son problemas estructurales difíciles de solucionar, puesto que todo paciente tiene derecho a un acceso inmediato a su centro sanitario de referencia".

Desde la Oficina de Calidad y Atención al Usuario exponen además, sus disculpas: "Queremos presentarle nuestras disculpas por todas las molestias que se le han podido causar". La Plataforma asegura que "está claro que la carta responde a lo que tiene que responder, pero en una situación con dos plantas cerradas no pueden contestar esto", denuncian.

Para la Plataforma, con esta carta "reconocen que las habitaciones no están preparadas ni habilitadas para tener terceras camas, o sea que entre ellos se están pisando los dedos" denuncian.  


La Plataforma en Defensa de la Sanidad Pública de Cuenca ha denunciado en su concentración de este martes que ya se están dando los primeros problemas en centros de Atención Primaria conquenses debido a la decisión del Gobierno central de retirar la tarjeta sanitaria a las personas inmigrantes que no cotizan a la Seguridad Social. La Plataforma afirma que no hay información sobre qué hacer y que está siendo un caos.

La entrada en vigor el 1 de septiembre de parte del articulado del Real Decreto Ley sobre Sanidad supone un cambio en la atención sanitaria a inmigrantes sin legalizar y a los mayores de 26 años que no han cotizado nunca a la Seguridad Social en el país.

Desde la Plataforma en Defensa de la Sanidad Pública de Cuenca denuncian que este Real Decreto y la modificación de la asistencia y cobertura sanitaria deja a alrededor de 153.000 inmigrantes sin legalizar en situación de desamparo sanitario, ya que las únicas opciones que les quedan son "estar asegurados o ser beneficiarios de la Seguridad Social, como hace treinta años; o pagarse un seguro privado o la cuota de 710 euros al año, que es lo que ha establecido el Ministerio de Sanidad para cubrir gastos anuales".

La Plataforma recuerda que embarazadas y menores de edad siguen teniendo derecho a la Sanidad universal en España, pero el resto sólo podrá acceder sin pagar por la vía de las urgencias. Más allá del drama humano que supone la medida, la Plataforma denuncia e informa de que ya se están dando los primeros problemas en los centros de Atención Primaria de Cuenca, ya que no se han recibido —explican— instrucciones al respecto de cómo atender a personas que no tienen ya tarjeta sanitaria a día de hoy, dónde se les puede derivar o qué se hace con ellas.

Es por eso que desde la Plataforma aplauden y apoyan a los médicos y profesionales sanitarios que se están declarando objetores y que tratarán de atender en la medida de lo posible a todas las personas, tengan tarjeta o no, sorteando los escollos —como por ejemplo el acceso a especialistas o a pruebas diagnósticas— que esto pueda suponer. Y animan a todo el personal sanitario de Cuenca a sumarse a la objeción de conciencia.
 

 

 

Error. Page cannot be displayed. Please contact your service provider for more details. (19)