Rechazada por las Cortes la gestión pública del Hospital de Manzanares. El Director Gerente del Sescam, explica en qué consiste la Gestión pública-privada de la sanidad

Las Cortes regionales han rechazado en el Pleno la Proposición No de Ley presentada ante la Cámara por el Grupo Parlamentario Socialista de mantener la gestión pública en el Hospital Virgen de Altagracia de Manzanares (Ciudad Real) por 25 votos en contra del PP y 21 a favor del PSOE. 


El director gerente del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (SESCAM), Luis Carretero, acompañado del nuevo gerente del Hospital Virgen de Altagracia, Joaquín Fernández, han asistido en Manzanares (Ciudad Real) al debate que sobre el futuro del centro sanitario organizó la Escuela de Ciudadanos con el objetivo de explicar nuevamente las "ventajas" del futuro modelo de colaboración público-privada.


En la sesión plenaria de este jueves, el consejero de Sanidad y Asuntos Sociales, José Ignacio Echániz, ha tomado la palabra para "aclarar las confusiones de los ciudadanos" sobre la gestión público-privada anunciada por la presidenta regional, María Dolores de Cospedal, para este centro sanitario, asegurando que este modelo "no es ni improvisar ni privatizar".

Según Echániz, "hay evidencia científica que demuestra que la sinergia entre lo público y lo privado reduce el gasto", resaltando que algunos estudios indican que el Sistema Nacional de Salud "podría ahorrar 13.000 millones de euros al año si abre la puerta a esta fórmula".

Ha incidido en que no se modificará la titularidad pública del centro y en que esta manera de financiar la sanidad "es norma común en los países occidentales", algo que contrasta con "el modelo de gestión de la sanidad del PSOE basado en el inmovilismo".

Además, para Echániz "no solo es una herramienta para hacer frente a la crisis, sino que es un instrumento que aporta valor, competencia y enriquece la sanidad con mayor índice de calidad".

"Pasarán los años y los socialistas tendrán que reconocer que la atención que se recibirá es mejor", ha agregado, indicando que la apuesta por este modelo sanitario es la primera piedra del futuro". "Qué triste sería con la gestión retrógrada del PSOE que no entiende que la sanidad del siglo XXI no es montar grandes hospitales", ha sentenciado.

"Está en zozobra"

El diputado socialista José Manuel Caballero ha instado al Gobierno a que mantenga la gestión pública en este Hospital asegurando que a partir del anuncio de la inclusión de capital privado en su funcionamiento "el centro está en zozobra", y ha acusado al consejero de "crear un problema donde no lo había".

Según Caballero, la intención del Gobierno regional es "trocear la tarta de la sanidad para darle suculentas porciones al sector privado convirtiéndola en un negocio", pero ha recordado que "los ciudadanos no son tontos y saben que es la privatización lo que ustedes plantean".

"Ustedes saben que al final la prioridad de este modelo se basa en ganar dinero, ya no preocupa la calidad, lo que interesará a los gestores es ganar dinero, cuanto más mejor, y al usuario se le tratará en función de si enseña la tarjeta del SESCAM o de una aseguradora", ha vaticinado.

El diputado ciudadrealeño ha hecho referencia a que "más de 21.000 ciudadanos han firmado contra la privatización haciendo un ejercicio de democracia", destacando que este movimiento ciudadano "solo pide que siga siendo público y pueda cumplir no solo 40 años sino hasta 100 siendo un servicio público".


Debate en la Escuela de Ciudadanos

Desde que se anunció que el Hospital de Manzanares sería uno de los cuatro hospitales de la región que cambiarían su gestión para garantizar su viabilidad e inversiones de futuro, el responsable del SESCAM ha mantenido en los últimos meses numerosos encuentros con colectivos sociales de la comarca para dar a conocer el modelo, tanto con la Plataforma de trabajadores como con representantes del Ayuntamiento, asociaciones del municipio y medios de comunicación, ha informado la Junta en nota de prensa.

Carretero ha valorado muy positivamente su participación en el debate celebrado en el Castillo Pilas Bonas y moderado por el periodista Román Orozco, sobre todo por el intercambio de impresiones que mantuvo con buena parte de los asistentes, entre los que se encontraban dirigentes de los partidos políticos con implantación en Manzanares, así como representantes de la Plataforma del Hospital y miembros de algunas corporaciones locales de los pueblos próximos que reciben atención en el Hospital Virgen de Altagracia.

Durante su intervención en el debate, que ha superado las dos horas y media de duración, Carretero ha explicado que para que se pueda mantener la calidad asistencial de la actualidad "es necesario tomar medidas en materia de gestión que eviten poner en peligro el sistema sanitario, que es uno de los mejores activos del país".

Al no existir suficientes recursos para financiar todos los gastos necesarios para su funcionamiento en el actual contexto de crisis, "se ha optado por la opción del cambio de gestión en lugar de recurrir a la alternativa de cerrar centros hospitalarios".

"Eficiencia de lo privado y forma de trabajar de lo público"

Concretamente, según ha especificado Carretero, se llevará a cabo un proceso que permita introducir un elemento de colaboración "para aprovechar la eficiencia de lo privado y la forma de trabajar de manera integrada del sector público".

Carretero también ha insisitido en que el cambio del modelo de gestión no afectará a la cartera de servicios del Hospital de Manzanares, que seguirá siendo la que corresponde a un centro comarcal perteneciente al Servicio de Salud regional.

En este sentido, ha señalado que los trabajadores también seguirán siendo los mismos y pagados por el SESCAM. Ha puntualizado además que se trata de un modelo "viable a largo plazo, que permitirá que sigamos contando con unos excelentes hospitales".

"La empresa adjudicataria asumirá la gestión con un compromiso de calidad y buen servicio al paciente", ha agregado. Para garantizarlo, el SESCAM introducirá mecanismos como la libre elección de centros por parte del paciente -en caso de que el usuario elija otro centro que no sea el suyo por disconformidad con la atención recibida, la empresa deberá pagar íntegramente por este servicio-.

Figura del comisionado

Para reforzar la garantía de calidad en los hospitales, además de este y otros mecanismos de penalización, se creará la figura del comisionado, mediante la cual el SESCAM coloca al frente del centro a un directivo propio encargado de recibir posibles quejas, y que además tendrá acceso a todos documentos y capacidad sancionadora sobre la concesión, y estará permanentemente dedicado al control de la calidad y conseguirá que ésta no sólo no empeore, "sino que salga reforzada".

Así mismo, este contrato de gestión a largo plazo obliga a la empresa privada colaboradora a llevar a cabo la renovación y actualización del equipamiento periódicamente, inversiones que en la actualidad no pueden ser asumidas por el SESCAM y que de este modo "estarán garantizadas", tal y como ha explicado Carretero.

 

Error. Page cannot be displayed. Please contact your service provider for more details. (29)