Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

Una gerente propone quitar el móvil a pacientes para evitar que rechacen el traslado al Zendal

Cadena SER: La reunión se celebró hace un par de semanas. Al encuentro convocado para evaluar la situación del Hospital 'Príncipe de Asturias' de Alcalá de Henares asisten, además de la gerente, Dolores Rubio, -a la que se escucha en la grabación-, el director médico del centro, las directoras de Enfermería y Continuidad Asistencial, un subdirector médico y el coordinador del servicio de admisión.


En la reunión, la gerente muestra su preocupación por el escaso número de pacientes que han sido trasladados al nuevo hospital de pandemias de Valdebebas. Aunque la Comunidad de Madrid ha enviado allí a decenas de profesionales del centro -principalmente del área de enfermería-, el hospital apenas ha logrado derivar a ocho pacientes. Los traslados de pacientes son siempre voluntarios pero la mayoría expresan su deseo de permanecer en el Hospital de Alcalá: "Nos quitan al personal, el personal está en el Zendal... Es que vamos a entrar en una espiral. No tenemos profesionales porque están allí pero no les mandamos pacientes y nos quejamos de que no tenemos profesionales. (...) Mándalos al Zendal", asegura Rubio en la grabación difundida por la SER.

Fuera teléfonos móviles

Con el fin de forzar esos traslados, la gerente Dolores Rubio, sugiere interrumpir los contactos entre los pacientes y la familia. Retirar los dispositivos y comunicar a las familias los traslados cuando los enfermos se encuentren ya "saliendo del hospital" para sortear esta resistencia. "La familia hay que mantenerla fuera" afirma Rubio. "Pues se prohíben los teléfonos. ¿Por qué tiene que llamar a la familia? ¿Por qué tiene que tener un móvil?" Rubio insiste en que el paciente no necesita "ni a mamá ni a papá ni la vecina de enfrente" para tomar la decisión y compara un hospital con la seguridad de una embajada a la que no se permite el acceso con teléfonos.

En ese momento de la reunión, Dolores Rubio sugiere también que puede haber "boicoteadores" dentro del propio hospital. Personal que estaría alentando un boicot, recomendando a los pacientes no ir al hospital de pandemias. Según la gerente: "Habrá que empezar a trabajar el punto de vista de los informadores que cogen el teléfono y habrá que ver a quién tenemos al teléfono porque a lo mejor tenemos al boicoteador dentro. Alguien está boicoteando esto".

La gerente sospecha y señala directamente del personal del centro hospitalario: "Alguien está boicoteando esto porque si el paciente dice que sí -ya llevamos unos cuantos- y al cabo de cinco minutos entra un auxiliar o entra no sé quién y resulta que el señor ya dice que no... A ver qué está pasando".

El mejor hospital del mundo

En la conversación, los asistentes intercambian opiniones sobre el uso político que se hace del hospital Zendal y las consecuencias que eso tiene en la opinión de los pacientes ingresados en el Hospital de Alcalá.

Hace unos días, el sindicato UGT, denunció las presiones que estaban recibiendo los trabajadores de ese hospital para ser trasladados a Valdebebas y fuentes conocedoras del funcionamiento interno del hospital aseguran a la SER, que ningún gerente quiere quedarse atrás a la hora de realizar traslados al nuevo hospital de pandemias. En el caso de Alcalá no existe en este momento, un problema de camas ni de saturación como sí ocurrió en la primera ola. Sí de profesionales que han sido trasladados, en algunos casos contra su voluntad, al nuevo hospital.

Dolores Rubio, insiste en defender la labor del Zendal y lo compara en positivo, con los hospitales de campaña que han montado otras Comunidades Autónomas. En ese momento llega a decir que el Zendal es el mejor Hospital de pandemias "del mundo", mejor que los hospitales chinos que son "una mierda".

¿Qué dice el hospital? 

Esta redacción se ha puesto en contacto con la dirección del Hospital 'Príncipe de Asturias' que se ha limitado a confirmar que se trató de "una reunión interna del equipo directivo para analizar los problemas asistenciales del centro".  Dolores Rubio no se ha pronunciado ni sobre el contenido de la grabación ni sobre las cuestiones que ha trasladado la SER a su equipo sobre si esas medidas propuestas en esa reunión se han llegado a adoptar. El hospital tampoco ha querido concretar el número exacto de profesionales que han sido derivados al Isabel Zendal.  

Dolores Rubio llegó a finales de 2020 al hospital de Alcalá. Ha sido directora médica del Hospital Psiquiátrico Rodríguez Lafora y previamente trabajó en la sanidad de Castilla La Mancha y La Rioja, siempre vinculada a administraciones del Partido Popular. Su llegada al Hospital de Alcalá se produce tras unos meses de interinidad y el fallecimiento del anterior gerente Félix Bravo.

LA RETIRADA DE LOS MÓVILES VULNERARÍA LA LEY DEL PACIENTE

Javier Bañuelos

Se mire por donde se mire, la polémica propuesta de la gerente del hospital de Alcalá de Henares de "quitar" los teléfonos móviles a los pacientes para evitar que se vean influenciados por sus familiares para no ser trasladados al Zendal vulnera la legalidad vigente. El artículo 5 de la Ley 41/2002, de 14 de noviembre, básica reguladora de la autonomía del paciente reconoce "el derecho a la información asistencial", donde se especifica que no solo será informado el paciente, sino también "las personas vinculadas a él, por razones familiares".

La gerente del hospital de Alcalá, Dolores Rubio llegó a proponer que el traslado de sus pacientes "se le comunicará [a la familia] cuando ya estén saliendo del hospital", según se puede comprobar en las grabaciones a las que ha tenido acceso la SER. Esa maniobra también raya la ilegalidad. En el apartado de 'principios básicos' de esta Ley, en el artículo 2 también se recuerda que "toda actuación en el ámbito de la sanidad requiere, con carácter general, el previo consentimiento de los pacientes o usuarios" y para ello el paciente debe recibir "una información adecuada" que le permita "decidir libremente".

La polémica propuesta de la dirección de este centro también atenta contra la filosofía del Plan de Humanización de la Asistencia Sanitaria que también cuenta con un capítulo titulado 'Los directivos y los profesionales, agentes de humanización' en el que se dice claramente que "los directivos serán ejemplo y modelo de presencia, actitud y comportamientos humanizadores". No solo eso, también hay una mención expresa en el punto 3 del decálogo del citado plan (impulsado durante la legislatura de Cristina Cifuentes) donde se anima a los profesionales a que "siempre que el paciente lo considere adecuado, no excluyas a su familia o acompañantes, facilítales permanecer a su lado porque le será de gran apoyo para afrontar su enfermedad y también un aliado terapéutico".

La voluntad de Dolores Rubio choca incluso con los anuncios de la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, que presumió durante la pandemia de la posibilidad de que los hospitales contasen con tabletas para que los pacientes pudiesen hablar con sus familiares.

 


 

Error. Page cannot be displayed. Please contact your service provider for more details. (18)