Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

El hospital Zendal funciona a golpe de contrato de emergencia casi ocho meses después

infoLibre: El Hospital Enfermera Isabel Zendal sigue funcionando a golpe de emergencia. A pesar de que ya han pasado más de siete meses de su inauguración y ocho desde que se concedieron los primeros contratos, el Gobierno de la Comunidad de Madrid ha decidido continuar agarrándose a esta fórmula extraordinaria, sin publicidad, para que el centro estrella de Isabel Díaz Ayuso pueda continuar operando con normalidad. En las últimas semanas, el Ejecutivo regional ha vuelto a encargar por la vía de emergencia los principales trabajos en materia de suministros y servicios, desde la seguridad hasta el mantenimiento de las instalaciones o la alimentación, a todas aquellas firmas que llevan encargándose de estas labores desde el pasado mes de diciembre. El importe total de los nuevos contratos, que recaen en compañías como Eurest o Ariete Seguridad, entre otras, asciende por el momento a 10,5 millones de euros.


De todas estas adjudicaciones llevadas a cabo desde la celebración de los comicios del 4M, la empresa más beneficiada en el momento en el que se redactó esta información fue Ferrovial, que ya solo por los trabajos de construcción del hospital ingresó en su momento algo más de 25 millones de euros. El Gobierno madrileño ha decidido que la filial de servicios de la multinacional dedicada al sector de las infraestructuras continúe encargándose, por 4,6 millones de euros en total, de los trabajos de limpieza, desinfección y mantenimiento de las instalaciones. Unas labores que ya lleva haciendo durante los seis últimos meses y que ahora se prolongarán, según la documentación consultada por este diario en el Portal de la Contratación Pública, hasta que finalice el año.                   

Los precios acordados con la compañía son similares a los de hace más de medio año. Si el contrato tiene un valor más elevado es, básicamente, por el incremento de la superficie a la hora de desarrollar los trabajos y por el aumento de la duración. También se ha registrado un aumento en relación con la licitación de Eurest, a quien el Ejecutivo regional ha encargado que continúe ofreciendo la alimentación y vending en el centro hospitalario. Por este servicio, la Comunidad de Madrid pagó durante los seis primeros meses de vida del Zendal 1,16 millones, mientras que ahora abonará por lo que resta de año 2,16 millones. Si se hace la traducción teniendo en cuenta la duración de ambos contratos, el coste de los trabajos ha subido de 7.738 euros diarios a 10.585. En este sentido, hay que tener en cuenta que el número de camas abiertas también ha crecido respecto a diciembre.

La seguridad, la lavandería, la gestión de residuos peligrosos y el mantenimiento del equipamiento electromédico de la instalación sanitaria han sido las otras cuatro renovaciones de servicios que se han producido por la vía de la emergencia. De lo primero se seguirá encargando por 1,32 millones y hasta que finalice el año Ariete Seguridad, la firma vinculada a una exconcejala del PP en Alcorcón, mientras que Ilunión continuará lavando la ropa hospitalaria por 382.868 euros. Los residuos peligrosos y la puesta a punto de las máquinas hospitalarias estarán, de nuevo, en manos de Cespa e Ibérica de Mantenimiento, respectivamente. Entre ambas se embolsarán por seguir haciendo estos trabajos 1,18 millones de euros extra.

"En seis meses" es "imposible" adjudicar

En cuanto a los suministros, destacan los de gases medicinales. Por la vía de la emergencia, estos vuelven a caer nuevamente en tres gigantes de un sector enormemente concentrado en nuestro país –existen cinco grandes grupos, según la Asociación de Fabricantes de Gases Industriales y Medicinales (Afgim)–. Air Liquide, Nippon Gases y Sociedad Española de Carburos Metálicos, que ya jugaron un papel relevante en la puesta en marcha del hospital de campaña de Ifema –el hospital milagro de Ayuso hasta la construcción del nuevo hospital milagro de Ayuso–, proporcionarán hasta el próximo 31 de diciembre unos 800.000 metros cúbicos de oxígeno líquido y aire medicinal y casi cuatro millares de botellas de gas comprimido, lo que les permitirá ingresar en sus cuentas otros 592.168 euros.

No han sido las únicas renovaciones que se han producido desde la cita con las urnas. A finales de junio, el Ejecutivo regional también dio luz verde por la vía de emergencia a la licitación centrada en el soporte tecnológico para el Zendal. Hasta finales de septiembre, estos trabajos serán de Accenture por 322.126 euros. El Gobierno, que a finales del año pasado aseguró que dichos contratos se adjudicaban por esta vía de forma provisional para poder sacar los concursos definitivos, se defiende diciendo que "en seis meses" es "imposible sacar los pliegos, que se presenten las empresas y adjudicarlos". Por el momento, no consta en el Portal de la Contratación que se haya iniciado ningún expediente para la adjudicación de estos servicios y suministros por el procedimiento ordinario.

La caída del estado de alarma "no impide el uso de la emergencia"

"No me gustan tantos contratos de emergencia, pero tenemos un proceso muy garantista, algo que está muy bien pero que no está pensado para situaciones de emergencia", señalaba en rueda de prensa a comienzos de junio el portavoz del Ejecutivo regional, Enrique Ossorio. Las declaraciones del dirigente conservador se produjeron justo un mes después de la caída del último estado de alarma. Una vuelta a la normalidad que, sin embargo, no ha frenado el uso de esta vía para la adjudicación de licitaciones. Desde que se puso fin a la situación de excepcionalidad el pasado 9 de mayo, hace algo más de dos meses, el Ejecutivo regional ha desembolsado al menos 21,8 millones de euros recurriendo a este procedimiento de contratación, según los datos recopilados por este diario.

En la lista, más allá del Zendal, hay adjudicaciones de todo tipo. Por ejemplo, 1,3 millones de euros para Cruz Roja por los trabajos de apoyo a la vacunación contra el coronavirus en la comunidad autónoma o 2,73 millones de euros para la UTE –unión temporal de empresas– que conforman Indra y Telefónica para la atención telefónica a usuarios en la campaña de inmunización o el seguimiento de los contactos. También hay obras en centros hospitalarios para adaptarlos al escenario actual de covid, compras de material sanitario o para poner en marcha el sistema de certificado verde digital, un encargo valorado en algo más de 200.000 euros que ha recaído en la tecnológica Indra.

Desde la Consejería de Sanidad recuerdan que "el decaimento de un estado de alarma no impide el empleo de la tramitación de emergencia prevista en la legislación vigente". "El Gobierno no ha declarado, de acuerdo con la evidencia científica disponible, la finalización de la crisis sanitaria", recuerdan desde el departamento que dirige Enrique Ruíz Escudero, desde donde señalan que la orden regional de medidas preventivas para hacer frente a la crisis tras el final del estado de alarma justifica que las entidades del sector público madrileño puedan "actuar de manera inmediata" para hacer frente a la pandemia, "pudiendo ser de aplicación la tramitación de emergencia a los contratos para prevenir o remediar los daños" derivados del coronavirus.  

Madrid, a la cabeza en contratación de emergencia en pandemia

La Oficina Independiente de Regulación y Supervisión de la Contratación, órgano integrado en el Ministerio de Hacienda, ha situado a la Comunidad de Madrid como la región que más ha recurrido durante la crisis sanitaria al procedimiento de emergencia. Solo entre marzo y finales de diciembre del año pasado, la Oirescon cifra en tres millares el número de licitaciones de este tipo, con un presupuesto base que alcanzaba los 720,2 millones de euros –680 millones si se excluye la administración local–. En Cataluña, se situó en los 658,7 millones de euros, a pesar de que la cantidad de contratos tramitados por el procedimiento de emergencia fue mucho mayor –7.904–. 

A comienzos de junio, el catedrático de Derecho Administrativo en la Universidad de Zaragoza y colaborador del Observatorio de Contratación Pública, José María Gimeno, señalaba en conversación con infoLibre que las administraciones están haciendo un uso "demasiado intenso" de este tipo de tramitación. Aunque estemos en una pandemia, explicaba, esta vía no puede convertirse en "ordinaria". En este sentido, apuntaba que esta herramienta está pensada para aquellas situaciones en las que se tienen "unas necesidades sobrevenidas no planificadas" y unas prioridades que son "incompatibles" con los "plazos" habituales de contratación. Sin embargo, avisaba que tras meses de crisis sanitaria, ya existe "posibilidad de planificar a medio y largo plazo".

Error. Page cannot be displayed. Please contact your service provider for more details. (21)