Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

Sanitarios andaluces alertan del cierre de camas y la reducción de intervenciones quirúrgicas

elDiario.es: Cada año se repite como un mantra: faltan sanitarios en el sistema público de Salud de Andalucía. El problema, según reconocen CSIF, CCOO y UGT es que en verano la situación se agrava y en 2021 es aún peor que en otras ocasiones. Los datos que manejan no son halagüeños ya que suponen una merma en la capacidad de asistencia sanitaria de la población porque hay menos camas, menos intervenciones quirúrgicas y se está produciendo el cierre de los centros de salud por las tardes en buena parte de la comunidad autónoma. Al respecto, Salud da cifras globales sobre su plan de vacaciones, mientras los sindicatos lamentan la opacidad con la que está trabajando la Junta en este sentido.   


Porque si hoy un vecino de cualquier capital de provincia, sobre todo de interior, se pone enfermo, puede que no lo tenga fácil para que le atiendan en un centro de salud. Según los datos que tiene CCOO, el 80% de los ambulatorios de las grandes ciudades y de sus áreas metropolitanas están cerrando. Rafael González, de la Federación de Sanidad de CCOO Andalucía, dice que los números evidencian que hay “un retroceso asistencial bastante grande con respecto a otros años”. Para afirmarlo, se basa no solo en los centros de salud que al ser Atención Primaria son la puerta de entrada a la sanidad pública andaluza, sino en cómo está el panorama en los hospitales. “Hay pueblos en los que ni abren los ambulatorios porque no hay personal en verano”.     

González señala que este año se van a cerrar más del 12% de camas, lo que supone algo más de 2.000 en total. “Para que la gente lo entienda, es como si cerrasen por completo dos de los hospitales más grandes de Andalucía durante todo el verano”. Ese porcentaje es aún más elevado si se compara con la misma cifra de hace tan solo dos años, cuando apenas superaba el 8%. Pero no es lo único que preocupa ya que hay hospitales como el de Jerez que van a tener un 22% de sus camas cerradas, lo que supone un cuarto del centro hospitalario completamente en desuso.

Pocas sustituciones

Según su diagnóstico, esta merma se explica por la pérdida de profesionales que se produce cada verano. Entre los que se cogen vacaciones, quienes se jubilan o quienes acaban sus contratos temporales, el periodo estival hace mella en el sistema sanitario andaluz. Además, cree que “ha habido una disminución del presupuesto de sustituciones”, lo que está afectando a la hora de contratar a nuevos trabajadores, aunque solo sea con carácter puntual. En los hospitales y centros de salud están faltando sobre todo enfermeros y médicos, y no tanto administrativos o celadores. “El presupuesto ha disminuido bastante y han dejado de contratar en las categorías en los que los sueldos son más grandes”.

Rafael González asegura que solo se está sustituyendo a algo más de un 19% del personal sanitario andaluz y que los números en otros ámbitos tampoco son positivos. “La actividad quirúrgica de este año baja de media un 35%”. En comparación con otros, como en el resto de cuestiones, la merma es mayor que en el pasado. “En 2017 y 2018 la reducción apenas era de un 15 ó 20% de las intervenciones quirúrgicas”. Una cuestión que “va en detrimento de las listas de espera”. González recuerda que por la pandemia “se suspendieron muchas intervenciones, lo que unido a esta reducción va a incrementarlas”.

Con todo, el sindicalista considera que lo que viene puede ser muy duro. “En un año normal no sería bueno, pero en este, con el aumento de contagios por Covid-19, sobre todo la demanda de actividad en Atención Primaria va a ser demencial”. “El PP manifestó la promesa en poner todos los recursos en Atención Primaria, pero no lo ha cumplido”, zanja. Una opinión que comparten también en CSIF. El secretario de Acción Sindical del Sector de Sanidad de CSIF Andalucía, Fernando Muñoz, lamenta la “opacidad” de la Consejería de Salud a la hora de recibir información sobre sustituciones y contrataciones este verano.

“Una cosa es lo que nos dicen en Salud de lo que quieren contratar y otra es lo que contratan. Este año está peor que el pasado por culpa de la pandemia”. Como su compañero de CCOO, critica que se estén cerrando camas de hospital y que los centros de salud se estén cerrando por las tardes incluso en las zonas costeras, donde suele haber más afluencia de personas por el turismo. “En las zonas de costa no debería pasar, pero en Cádiz sabemos que está pasando”. Debido a la falta de personal, los cierres se suceden y si no, “los trabajadores se están teniendo que cubrir bajas los unos a los otros”. Todo en un año en el que arrastran “el cansancio de la pandemia y el retraso acumulado en las listas de espera”.

Un plan tardío

Por otra parte, se muestra crítico con la actitud de la Junta de Andalucía a la hora de elaborar el plan de vacaciones. Cuenta que los centros son los que elaboran informes en función de sus necesidades, que pasan por la revisión de los sindicatos y que después la Consejería de Salud los resuelve según su capacidad, pero que este verano se ha hecho mal y tarde: “Los planes de vacaciones se suelen hacer en abril y este año no hemos sabido nada hasta ahora”. Un problema al que se suma que falta personal en el mercado laboral. “Para que no falten personas hay que hacer una buena previsión y hacer contratos atractivos”, dice Muñoz. En ese sentido, pone de ejemplo a los médicos que están acabando sus residencias. “De los 1.000 médicos residentes que han terminado de trabajar este año en Andalucía, el 50% se está yendo”.

Algo que la Junta sabe desde hace tiempo porque no se les ofrecen empleos estables ni atractivos. “Se les ofrecen contratos hasta octubre o, en el mejor de los casos, hasta diciembre. Y con los enfermeros ha pasado igual. Luego llegan otras comunidades que les dan opción a un año y los seducen incluso antes de que acaben sus residencias”. Además, por si fuera poco, lamenta Fernando Muñoz, “se están utilizando los contratos que se hicieron para Covid para otras funciones para las que no estaban previstos. Para dar vacaciones, para dar bajas médicas, para comisiones de servicio… Se están ahorrando mucho dinero del plan de vacaciones que debería ser utilizado para otro fin”.

“Todo esto al final acaba provocando que haya que derivar a la gente a la medicina privada”, lamenta el portavoz de CSIF. Luis Miguel Gutiérrez, de UGT Granada, coincide en la misma línea que el resto de sindicatos. Dice que este verano la situación se ha “agravado con la pandemia”. “Cuando creíamos y parecía que iba a remitir se ha reactivado y aunque la repercusión hospitalaria es menor que en las anteriores olas, si se está haciendo notar sobre todo en la Atención Primaria que está colapsada, sin respuesta eficaz por parte de la Administración Sanitaria”.

Además, señala que este problema asistencial afecta también a los hospitales. Como no suelen disminuir la demanda de usuarios en áreas como Urgencias, “los profesionales médicos soportan cargas inadmisibles, con 7 guardias mensuales y 245 horas de trabajo, y una media de pacientes por guardia que a veces llega a los 70 pacientes”, según las cifras que pone de ejemplo del Hospital Virgen de las Nieves de Granada. “No se ha sustituido a nadie, por la falta de profesionales, que tiene que ver con los salarios y con la calidad de vida de los mismos en otras comunidades”.

Cifras generales

La Consejería de Salud de la Junta de Andalucía evita pronunciarse sobre la opacidad que denuncian los sindicatos, sobre la reducción presupuestaria de la que alertan, sobre la falta de personal, la utilización de contratos Covid para otras funciones o sobre la marcha de médicos y enfermeros residentes. A preguntas de elDiario.es Andalucía, fuentes de Salud se limitan a trasladar el plan de vacaciones que se aprobó a principios de julio. Mediante cifras de contrataciones globales y por provincias, la Consejería dice que "se ofertarán más de 25.000 contrataciones de refuerzo Covid para garantizar la atención sanitaria durante los meses de verano en los centros de la comunidad andaluza".

"Estas contrataciones suponen un 28% de incremento respecto a la planificación del año anterior en el que se ofertaron más de 20.000 contrataciones, aunque finalmente se realizaron 13.807, lo que supone un 86% más de lo ejecutado el verano pasado". Para los sindicatos las cifras suenan a "justificación" porque "el día a día de los sanitarios dice otra cosa". Sobre las camas disponibles, Salud dice que se podrán usar un 91% de las que ha habido entre enero y mayo. Y sobre las intervenciones quirúrgicas dicen que habrá incrementos en comparación con el año pasado, en plena pandemia, aunque no detallan si hay una merma con respecto a otros anteriores, como sostienen los sindicatos.     


 

Error. Page cannot be displayed. Please contact your service provider for more details. (26)