La ciudad

La ciudad
La ciudad
Talavera de la Reina, la ciudad de la cerámica
Hoy te llevo de paseo por la ciudad española más reconocida por su cerámica: Talavera de La Reina. Una bonita localidad toledana situada a orillas del rio Tajo, con un interesante patrimonio monumental forjado por los diferentes pueblos que han pasado por sus tierras.
 
Un pequeño resumen de la historia de Talavera
Los orígenes de Talavera de la Reina fueron un pueblo vetón, en esta época se conocía como Talábriga. De lo que hay más que evidencias es de los romanos, ya que se han encontrado los restos de un alfar, un foro, circo, anfiteatro y templos. Se instalaron en estas tierras con el nombre de Caesarobriga dotándola de campos de cereal y vides y desarrollando intercambios comerciales, ya que estaba en una calzada romana que conectaba Augusta Emerita (Mérida) con Complutum (Alcalá de Henares) y Tarraco (Tarragona).Tras ellos llegaron los visigodos que la llamaron Ebora. Y en el 712 los musulmanes que la amurallaron, construyeron el alcázar, molinos de agua y regadíos para seguir cultivando la vid y los cereales. Fue en este momento en el que la tradición alfarera comenzó a afianzarse llevada sobre todo por los judíos.Como tantas otras ciudades, en 1085 fue reconquistada, aunque pasó temporalmente de mano en mano hasta el año 1113. En esta época se la conocía como Talabayra, nombre que se transformó a Talavera.El pueblo fue creciendo hasta convertirse en un punto fundamental sobre todo en lo relacionado a la agricultura y la ganadería. Y el rey Sancho IV le otorgó a la ciudad el privilegio de organizar dos ferias agrícolas cada año conocidas hoy como las ferias de San Isidro (mayo) y San Mateo (septiembre).La ciudad de Talavera fue uno de los regalos de boda que el rey Alfonso XI hizo a su esposa María de Portugal en 1328. Desde esa fecha tomará el nombre de Talavera de la Reina.
 
Qué ver en Talavera
Prepárate a pasear por una bella ciudad adornada con cerámica por todas partes, paseos junto al tajo, un montón de monumentos, bellas iglesias, plazas, calles, y un buen puñado de restos romanos y musulmanes que no te dejarán indiferente.
 
La pulsera de Talavera
El arzobispado de Talavera te propone que visites sus cuatro templos más emblemáticos: la Basílica del Prado, la Colegiata de Santa María, la Iglesia de Santiago el Nuevo y el antiguo Convento de Santa Catalina. Para ello hay una pulsera turística con la que puedes ver los cuatro por 7€
 
Basílica de Nuestra Señora del Prado
La Basílica de Nuestra Señora del Prado parece ser que fue construida en el lugar donde había un templo romano dedicado a las diosas Pales, de la ganadería, y Ceres, diosa de la agricultura. Cuando llegaron los visigodos y con ellos la cristianización, el rey Liuva II regaló a Talavera una imagen de la Virgen y construyó un templo.Los siglos fueron haciendo que la devoción necesitase un templo mayor y fue ampliada y reformada. La forma actual se debe principalmente a la reforma a partir de 1649, que le dio al templo el aspecto barroco.Es de planta de cruz latina, y su crucero está coronado por una bella cúpula de media naranja sobre tambor. Tiene una importante colección de azulejos de Talavera de escenas bíblicas y otras iconografías santuales, todo un recorrido por la historia de la cerámica talaverana.Destacan unas tapas sepulcrales del siglo XV, los dos púlpitos de cerámica, uno original del siglo XVI y otro de mediados del XX. El retablo de azulejería del crucero de San Antonio del XVI. Y el retablo mayor de 1854, de estilo neoclásico tardío en el que se encuentra la Virgen del Prado y su camarín al que se accede desde la bella sacristía también de azulejería del siglo XVIII. El festejo en honor a Pales y Ceres aún se conserva, aunque cristianizado, a través de una de las fiestas de Talavera de la Reina: Las Mondas, fiestas declaradas de Interés Turístico Nacional.
 
Iglesia de Santa María la Mayor
Santa María la Mayor ostentó el título de colegiata desde el año 1211 hasta 1851, y a pesar que desde entonces ya no lo es, popularmente se la denomina así. Fue declarada Bien de Interés Cultural y es Monumento Histórico-Artístico desde el año 1931 . Fue construida sobre un templo romano dedicado a Júpiter, que en tiempos árabes pudo ser la gran mezquita. La estructura actual de estilo gótico-mudéjar es de entre los siglos XIV y XV, en ella destaca el rosetón de ladrillo revestido de la fachada principal, al que tuvimos la suerte de subir. La puerta de los apóstoles o la torre del siglo XVIII. En el interior la cerámica talaverana está presente sobre todo en los retablos. El retablo mayor es de carácter neoclásico y en las naves laterales destacan las capillas de los Santos Mártires, también las de los Reyes, la de Santa María del Pópulo y la del Cristo de los Espejos. En la sacristía del siglo XVI, hay un bello cuadro de Rubens. En el claustro se encuentra enterrado Fernando de Rojas, autor de La Celestina, que fue alcalde mayor de Talavera.
 
Iglesia de Santiago el Nuevo
El origen de la iglesia de Santiago el nuevo parece ser que una sinagoga, esto se piensa porque no tiene ábside, algo no habitual en templos cristianos. Se construyó en el siglo XIV y su estilo es románico con influencias mudéjares y góticas y para su construcción se utilizaron piezas romanas y visigodas.El retablo del presbiterio se encuentra sobre cerámica de Talavera del siglo XVIII, es del siglo XVI y sus pinturas sobre tabla del XV.Destaca la capilla de San Sebastián, del siglo XVI, con los restos de San Valeriano, San Ramón Nonato y San Tiburcio, traídos desde Roma. También su maravilloso órgano datado en el siglo XVIII. Está declarada como Bien de Interés Cultural y Monumento histórico-artístico desde 1931.
 
Convento de Santa Catalina
El convento de Santa Catalina fue fundado en 1372, pasando a los monjes Jerónimos en 1398 por lo que también se le conoce como San Jerónimo.Este conjunto está compuesto por la iglesia, el claustro, la casa de los canónigos y las actuales dependencias del Museo Etnográfico.[Convento de Santa Catalina]Hay muchísimos edificios religiosos de interés en la ciudad de Talavera de la Reina, muchos de ellos desacralizados y reutilizados con fines culturales. Estos son los más importantes:
 
Iglesia de San Andrés
Hay documentos que hablan de la Iglesia de San Andrés a principios del siglo XIII. El que vemos actualmente es el resultado de una reconstrucción del siglo XVI, cuando en el Fernando VI implantó la Real Fábrica de Sedas, Oro y Plata en Talavera en el siglo XVIII, y esta parroquia estuvo vinculada a ella.Tiene planta rectangular de una sola nave, la cabecera está separada con un arco de medio punto, aparejado en ladrillo. En el interior destaca su artesonado octogonal de estilo mudéjar tardío y el retablo del siglo XVII de San Andrés. Recientemente se hallaron pinturas barrocas que imitan brocados enlazados y paños de damasco.
 
Alfar del Carmen - Biblioteca Niveiro
Junto a la Iglesia en la plaza de San Andrés se encuentra el antiguo Convento de los Carmelitas Descalzos. La iglesia del convento de estilo barroco se consagró en 1711, pero la invasión francesa y la desamortización acabaron con el conjunto.En 1848 el antiguo templo pasa a ser fábrica de tinajas y, en 1849, Juan Niveiro, instala allí la fábrica de cerámica El Carmen. En la actualidad es el único alfar de la época en Talavera de la Reina, y se ha convertido en la bellísima Biblioteca Niveiro.
 
Iglesia del Salvador
La antigua Iglesia de San Salvador de los Caballeros se construyó en el siglo XII y es de estilo es gótico-mudéjar. Su ábside mudéjar toledano de ladrillo es extraordinario. En la alta Edad Media fue sede del Tribunal Castellano y desde aquí se hacía justicia a los habitantes de Talavera.La iglesia tras varios años de inactividad, reabrió sus puertas en 2015 como centro cultural y gracias a la restauración han salido a la luz puertas y vanos que permanecían ocultos, también un bello pantocrátor.
 
Murallas y Puertas de Talavera de la Reina
Talavera llegó a tener tres líneas de murallas, la primera es musulmana del siglo IX y mandada construir por Abderramán III. En ella se pueden observar restos reutilizados romanos y visigodos. Hubo una Alcazaba en el interior de la primera de la que se conservan restos.En el siglo XIII, se reforzó con 17 torres albarranas, de las que quedan 8, la más curiosa es la de la calle Corredera, en la cual se instaló en 1752 la capilla del Cristo de los Mercaderes. De la segunda línea, levantada entre los siglos XII y XIII se conserva la Puerta de Sevilla, la Torre del Polvorín, la Puerta de Zamora y la torre en la Plaza de San Miguel. De la tercera tan solo quedan restos de sus cimientos y en la parte trasera de la Basílica del Prado los escudos de la Puerta de Cuartos.
 
Jardines del Prado
Merece la pena dar un paseo para conocer os Jardines del Prado del siglo XIX, uno de los pulmones de la ciudad que ha sido calificado como conjunto artístico. En los jardines hay varios monumentos, el más importante y al que nos dirigimos es la Basílica de Nuestra Señora del Prado, de camino vemos el Estanque de los Patos y la Fuente de las Ranas, de cerámica de Talavera, así como el pequeño edificio de aseos de estilo neomorisco, y los bancos.En 1982 se amplió y se hizo el Parque de La Alameda, de estilo inglés, con un lago, dos puentes de cerámica de Talavera, e instalaciones deportivas y de ocio.
 
Museo de Cerámica Ruiz de Luna
La cerámica de Talavera de la Reina alcanzó gran fama durante los siglos XV y XVI. Podemos ver bellos ejemplos de ella en la Catedral Vieja de Salamanca, la Iglesia de las Huelgas de Burgos o en el Monasterio del Escorial. La industria de la cerámica reapareció con fuerza en el siglo XIX, y grandes maestros artesanos recuperaron la antigua tradición.De visita obligada en Talavera de la reina es el Museo de Cerámica Ruiz de Luna, que ocupa las dependencias del antiguo Convento de los Agustinos Recoletos fundado en 1566.En el interior del Museo Ruiz de Luna se expone una enorme muestra de loza y azulejería talaveranas de entre los siglos XVI al XX. La mayoría es de la colección personal del ceramista Juan Ruiz de Luna (1863-1945), muchos de ellas salidas de sus propios talleres de Nuestra Señora del Prado abiertos desde 1908. Un bonito recuerdo del esplendor de la ciudad durante los siglos XVI y XVII.
 
Ruta de los Murales de Talavera
Puedes recorrer la ruta de los murales de Talavera a pie, para conocer a fondo la ciudad. Estos bellísimos murales son de temáticas arraigadas a la ciudad de Talavera y de gran tamaño, aunque puedes alucinar con el detalle que están hechos. 
 
Plaza del Reloj
Una de las plazas más emblemáticas de Talavera es la Plaza del Reloj, centro comercial talaverano. Debe su nombre actual a que aquí, en el siglo XV, y a principios del XVII se hizo nueva maquinaria y una torre nueva para alojarla. Se la conoció como “Plaza de la Villa”, “Plaza del Comercio” “Plaza de la Constitución”.
 
Plaza del Pan
La plaza del Pan es la Plaza Mayor de Talavera, en ella se encuentra la Iglesia de Santa María la Mayor, y el palacio Arzobispal, ocupado en la actualidad por las dependencias del Ayuntamiento y el Hospital de la Misericordia.Este parece ser que fue el origen de la ciudad ya que hay importantes restos arqueológicos, que desvelan que aquí se ubicaba el foro romano de la antigua Caesarobriga.En los cimientos del antiguo Hospital de la Misericordia del siglo XVII, se encuentra el Centro Cultural Rafael Morales, donde se puede observar un yacimiento arqueológico de los siglos I al IV. Con los restos de dos templos romanos, uno dedicado al dios Júpiter y otro al emperador Tito Flavio Vespasiano, y una domus de un importante comerciante con mosaicos y pinturas murales.
 
Puente romano o de Santa Catalina
El Puente romano o de Santa Catalina es el puente más antiguo de Talavera y discurre sobre el Río Tajo. Sus orígenes son romanos, aunque lo que vemos actualmente, aunque con evidentes restauraciones posteriores, es del siglo XV. La parte romana, son sus cimientos del primer tramo y se encuentran bajo el agua. En un principio seguía recto, pero en el siglo XIII se varió la dirección.
 
INFORMACIÓN PRÁCTICA
Oficina de Turismo de Talavera de la Reina
Ronda del Cañillo, s/n
45600 Talavera de la Reina (Toledo)
Tfno.: 925 82 63 22