Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

La situación sanitaria en Madrid es muy grave: "Estamos en peligro"

EL PLURAL: Centros de atención primaria cerrados o con horarios restringidos, sanitarios de vacaciones que no son sustituidos, médicos MIR en huelga, falta de rastreadores, ... La situación en Madrid “es muy grave”. Marciano Sánchez Bayle, presidente de la Asociación en Defensa de la Sanidad Pública de esta región, lo tiene claro y no es optimista.


El coronavirus no ha hecho más que complicar el problema que arrastra desde hace largo tiempo el sistema de salud madrileño. “La atención primaria lleva años especialmente debilitada”, advierte este médico. “Madrid es la comunidad de todo el país que tiene más tarjetas individuales por pediatra, y personal de enfermería y la tercera por medicina de familia”, aclara. Eso ha generado complicaciones y demoras que el Covid no ha hecho más que acentuar.

Con el coronavirus “se derivó a las urgencias de los hospitales el problema, con el consiguiente riesgo de contagio y muchos centros de atención primaria se descapitalizaron para montar el hospital de IFEMA”, recuerda Sánchez Bayle.

Ahora, en estos meses de julio y agosto, “se ha obligado a los facultativos a coger vacaciones y no se les suple”, con lo que las dificultades aumentan. “La situación es muy problemática”, advierte. El número de trabajadores se ha reducido en gran medida, y no se ha recuperado la situación previa, por lo que hay demoras muy importantes. “Se han dado casos de personas a las que se les ha notificado que habían tenido contacto con alguien infectado con coronavirus; se les ha dicho que pidieran cita en su centro de salud y se la han dado para siete días después, con el riesgo que eso conlleva”, indica. Aunque, por responsabilidad, estas personas lleguen a aislarse, “no se hace el seguimiento de sus contactos”, aclara. Y es que la asociación denuncia falta de rastreadores. “Esto explica la tremenda progresión de la enfermedad en esta comunidad. La situación es muy grave”, insiste.

Muy crítico con la gestión del gobierno regional, Sánchez Bayle considera que “estamos regidos por personas que están demostrando que no tienen capacidad”. “No se está siendo consciente de la situación”, apunta, antes de atreverse a decir que “estamos llegando al nivel de Trump o de Bolsonaro”. “Hay que preocuparse menos de los muertos y bastante más de los vivos”, apunta.

La ‘Cartilla Covid’, una “barbaridad”

Sobre la ‘cartilla Covid’ anunciada por la Comunidad de Madrid afirma que la idea es una “auténtica barbaridad” y recuerda que ninguna autoridad sanitaria lo recomienda, porque hay estudios que demuestran que un porcentaje de las personas que han pasado la enfermedad no conservan anticuerpos pasado un tiempo.

Por otro lado, “muchos de los test que se utilizan tiene una fiabilidad muy baja”, advierte este facultativo, lo que arroja resultados erróneos. Y a esto se suma que puede dar lugar a una “discriminación notoria”.

Tras las críticas recibidas, el ejecutivo de Isabel Díaz Ayuso ha cambiado en varias ocasiones la terminología y ha llegado a hablar de registro, lo que tampoco tiene sentido alguno para esta asociación. “La historia clínica de los pacientes ya es un registro”, precisa su presidente. Hacer otro no tiene ninguna lógica, salvo que obedezca a la intención del ejecutivo regional de encargar a alguna empresa ‘amiga’ el asunto, además de llamar la atención.

Pura propaganda: se falsean los datos

La entidad alerta de que todos los datos y mensajes que se lanzan desde el Gobierno de Madrid son falsos. Es todo un ejercicio de “marketing y propaganda”. “Ifema nunca tuvo 5.000 camas, nunca se contrató a 10.000 médicos, no hay 400 rastreadores, sino 185 y 1.300 camas permanecen cerradas”, resume este facultativo. El ejecutivo regional, denuncian desde esta asociación, “está especializado en dar mensajes que después se comprueba que son falsos. Vende propaganda como si fueran hechos constatables. Estamos en peligro y el principal peligro que tenemos son ellos, que falsean continuamente los datos”, denuncia.

Ignoran cuál es la situación real, porque no se facilita información al respecto, pero son conocedores de que no es buena y de que no se ha hecho ningún esfuerzo por mejorarla. “Muchas de las consultas que se tuvieron que retrasar no se han retomado y están en un cajón y el verano solo se ha aprovechado para dar vacaciones y cerrar camas”, alertan.

“No podemos vivir en un régimen de propaganda. Esta gente no puede responsabilizarse de la sanidad de la ciudadanía”, subraya el portavoz de la ADSPM.

Sobre el trabajo desarrollado por los sanitarios durante el periodo más crítico de la pandemia, defiende que ha sido “muy importante”, pero advierte de que llegados a una nueva situación de desbordamiento “pueden llegar a tirar la toalla”. En este punto recuerda también a los MIR, en huelga desde el pasado día 13 de julio, un colectivo que jugó “un papel clave” en el momento de mayor tensión del sistema de salud y a cuyas peticiones el ejecutivo regional se resiste a ceder, pese a que “todo lo que reclaman es muy razonable”. “No hay ninguna sensibilidad hacia los trabajadores sanitarios, más allá del espectáculo”, concluye Sánchez Bayle.


 

Error. Page cannot be displayed. Please contact your service provider for more details. (28)