Los ambulatorios de Barcelona tendrán menos personal sustituto este verano por falta de presupuesto

EL PAÍS: El Instituto Catalán de la Salud (ICS) ha pedido a diversos centros de atención primaria (CAP) que disminuyan el número de sustituciones para cubrir a los sanitarios que estén de vacaciones en verano. Según ha avanzado El Periódico, el ICS comenzó el jueves a comunicar verbalmente esta medida a equipos directivos de los diferentes CAP. Fuentes del ICS consultadas por Efe han confirmado que se ha pedido a “determinados centros de atención primaria―sin concretar cuáles―disminuir el número de sustituciones en el período vacacional”.


El ICS alega que esta medida responde a la situación económica actual vinculada a la prórroga presupuestaria este 2024, que fue el motivo del adelanto electoral del 12-M. En todo caso, las mismas fuentes del ICS precisan que habitualmente estas sustituciones se cubren con los propios profesionales del equipo de cada CAP, pues escasean los profesionales de medicina de familia y de enfermería en la bolsa de trabajo. Pese a esta disminución de las sustituciones, el ICS ha asegurado que va a reforzar las zonas más pobladas en verano. Según datos del Departamento de Salud, el ICS cuenta con 4.587 profesionales más en la atención primaria (un total de 24.930) si se compara con las cifras de 2017. De este incremento, 253 son profesionales de medicina de familia y 1.037 profesionales de enfermería.

La decisión del ICS está en sintonía con la contención de actividad que ejecutarán los grandes hospitales de Barcelona este verano: el hospital Clínic cerrará en agosto la clínica Plató, mientras que el hospital del Mar hará lo mismo con el de la Esperança. Este último―ubicado en el barrio de Gràcia― cerrará en agosto los quirófanos y mantendrá abiertas las consultas externas de oftalmología. Fuentes del centro planteaban que la medida respondía a la necesidad de optimizar recursos en vacaciones y adaptarse a los requerimientos económicos de los responsables sanitarios. Por su parte, la clínica Plató cerrará hasta las urgencias, manteniendo solo las consultas externas del dispositivo ubicado en la calle Marc Aureli, en el barrio de Sant Gervasi, también de oftalmología según su web. El resto de dispositivos se cerrarán en agosto.

La reducción de gastos también ha obligado al Hospital Vall d’Hebron―el más importante de Cataluña― ha reducir su plantilla en 200 profesionales eventuales para 2024 y a estudiar un recorte en la actividad quirúrgica programada para verano, pese a que repercutirá en un aumento de la lista de espera. Para asumir el aumento salarial del Tercer Acuerdo de los profesionales del ICS y cumplir con la nueva equidad territorial que defiende el Departamento de Salud, el centro ha tenido que reajustar su actividad. “Es necesario que los grandes hospitales de Barcelona equilibren a otros dispositivos del territorio”, justificó a principios del mes de abril Manel Balcells, consejero del centro. Los sindicatos CC OO y Satse mostraron su rechazo a la propuesta de Salud. “El hospital es referente en muchas especialidades y asume a muchos pacientes de fuera del área metropolitana. Si el Departamento quiere centrifugar al personal sanitario a otros hospitales, estos no podrán asumir la demanda porque no cuentan con los recursos necesarios”, coinciden.

La tensión económica no solo se traduce en recortes de personal y de actividad. La gerencia pretende reducir la partida farmacológica y el gasto en material fungible, así como el coste de los salarios en 12 millones, según se ha anunciado en la reunión. “En el contexto de falta de presupuesto no se prorrogaran unos 200 contratos de refuerzo efectuados durante el periodo de invierno que en otros años pandémicos sí se prorrogaban”, admiten fuentes de Vall d’Hebron. La plantilla del hospital es de unos 9.300 profesionales, según la memoria del centro de 2023.