Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

"Mientras se despide a sanitarios, el Sescam no cobra a las compañías privadas"

EL DIA: Desde el PSOE advierten que se trata de una fuente de ingresos, lo que “contribuiría a detener la sangría de despidos que Cospedal está llevando a cabo en los hospitales de nuestra región y, en especial, en el ‘Virgen de la Luz’ de Cuenca”.


La senadora del PSOE por la provincia de Cuenca, Inmaculada Cruz, denunció este jueves que el Gobierno del PP se ha propuesto “poner impuestos a la enfermedad” con su reforma sanitaria, “acabando con el carácter universal, gratuito y equitativo de uno de los mejores y más eficaces sistemas sanitarios públicos del mundo”.

Además de los recortes en sanidad, el copago farmacéutico y el ‘medicamentazo’ de Rajoy, desde el PSOE conquense denuncian que el Gobierno de Castilla-La Mancha no ha publicado aún las tarifas correspondientes a este año que el SESCAM debe cobrar por la prestación de servicios concertados a los asegurados de mutuas y compañías privadas.

Es decir, que el SESCAM lleva medio año sin ingresar ni un solo euro por este concepto, lo que, según la senadora socialista,  “deteriora la gestión pública de la sanidad y va preparando el terreno para la privatización”.

La parlamentaria por Cuenca lamentó que la presidenta Cospedal parezca “más interesada en despedir a cientos de profesionales sanitarios que en llevar a cabo una gestión eficaz que permita a la Administración obtener recursos económicos”. Una medida que, según Cruz, “contribuiría a detener la sangría de despidos que Cospedal está llevando a cabo en los hospitales de nuestra región y, en especial, en el ‘Virgen de la Luz’ de Cuenca”.

Una “broma de mal gusto”
Inmaculada Cruz calificó como “una broma de mal gusto” las declaraciones de la senadora del PP, Marina Moya, en las que aseguraba que muchos pensionistas han manifestado su apoyo al copago farmacéutico.

Además, sobre la “recurrente cantinela” de la herencia socialista por parte de Marina Moya, la senadora socialista destacó que “para herencia la que va a dejar Rajoy, obsesionado con cargar sobre los ciudadanos la factura de la crisis, rompiendo así la cohesión social”.

En Castilla-La Mancha, continuó, “los gobiernos socialistas han invertido en infraestructuras sanitarias, ambulancias, equipamientos, especialidades y profesionales sanitarios, es decir, en dejar atrás la época en la que los hospitales, los médicos y los medios eran insuficientes y los desplazamientos a Madrid o Levante eran necesarios para que los castellano manchegos fuéramos atendidos”.

Frente a estas políticas, el PP apuesta por un copago farmacéutico que rompe el principio de solidaridad y, según Cruz, “es totalmente injusto porque afecta especialmente a la población más vulnerable y con más necesidades, como las personas mayores y los enfermos crónicos”.

Además, el ‘medicamentazo’ - pago íntegro de 425 medicamentos-  supone en la práctica una “merma importantísima” de las pensiones, ya que saca del sistema público medicinas habituales que van a ver encarecidos sus precios y que son necesarias para procesos comunes, antiinflamatorios, reumáticos, catarrales, laxantes, dermatitis y herpes, catarros o afecciones respiratorias.

Cruz afirma que “lo más triste de todo esto es que este esfuerzo que se pide a los que han contribuido durante toda su vida al sistema de salud con sus impuestos, no va a producir el ahorro que el Gobierno dice, ni está garantizado que éste se destine a la sanidad”.

“Las políticas del PP han hecho que la sanidad pública deje ser el servicio mejor valorado para convertirse en una de las cuatro preocupaciones de los ciudadanos”, concluyó, por lo que el PSOE ya ha anunciado que recurrirá la reforma sanitaria al Tribunal Constitucional.

 

 

Error. Page cannot be displayed. Please contact your service provider for more details. (25)