Movilizaciones de la "marea blanca" de Villarrobledo, Tomelloso, Almansa y Manzanares

EL DÍA: La 'marea blanca' se extendía este lunes por Castilla-La Mancha. Sanitarios y plataformas en defensa de lo público de nuestra región saldrán a la calle en contra de los recortes y la privatización de la gestión de los hospitales de Villarrobledo, Tomelloso, Almansa y Manzanares.


En Villarrobledo, se convocaba una concentración este mediodía en las puertas del Hospital que ha finalizado con la lectura de un comunicado.

Los participantes han pasado después al ‘hall’ de este centro sanitario con la intención de permanecer en él todo el día celebrando asambleas e informando a los usuarios de este proceso.

Magüe, uno de los trabajadores de este hospital, señalaba que la privatización traerá consigo una asistencia de peor calidad.

“Como ya hemos visto en otros sitios, cuando se hace negocio con la sanidad, lo que prima es el dinero y no la atención”, insistía este trabajador sanitario.

Un ejemplo de este conflicto de intereses, indicaba, es lo que ha pasado en Madrid con Juan José Güemes, consejero de la empresa que se ha hecho con el servicio de análisis clínicos que él mismo privatizó cuando era consejero de Sanidad.

Los trabajadores denuncian además la falta de información a profesionales y usuarios sobre las consecuencias y la fecha en la que llegará la privatización, un proceso que sigue adelante. “Sabemos que los pliegos se están redactando y tememos que la privatización, como acostumbra la Junta, llegue “de un día a otro”.

El objetivo de esta concentración fuel el  de comunicar que como trabajadores del Servicio de Salud de Castilla La Mancha y como usuarios de la sanidad pública, estamos en contra de cualquier tipo de colaboración público-privada, ya sea PPP (iniciativa público privada) o FPI (Iniciativa de financiación privada) que permita la entrada de la empresa privada en la sanidad pública en los hospitales y centros sanitarios de CLM.

Intentar argumentar que, la comunidad gastará menos dinero en Sanidad cediendo la gestión a una empresa privada, que esa empresa ganará dinero, que la calidad del servicio no se resentirá y el ciudadano no lo notará, rompe todas las leyes de la lógica.

"Entendemos que todas las medidas adoptadas hasta ahora sólo pretenden desprestigiar la sanidad pública, intentando hacernos creer que no funciona y es insostenible. De este modo, la única solución para ellos y para aquellos que todavía les creen, es que una empresa privada gestione nuestros hospitales. De ese modo, se gastaría menos en sanidad y se mejoraría la eficiencia, cuando la realidad es que la deuda adquirida así con empresas privadas que gestionan la sanidad, no computa como deuda pública ante los ojos de la Unión Europea. Cuando la realidad es que las comunidades autónomas españolas que ya poseen algún tipo de colaboración público privada en su sanidad, como son Cataluña y la Comunidad Valenciana, han quebrado en parte gracias a su enorme gasto sanitario y hospitales como el de Alzira y Manises, con modelos de colaboración con la empresa privada, han tenido que ser rescatados, con dinero público por supuesto.

Cuando la realidad es que en esos hospitales que ya existen gestionados por la privada, se deriva a los pacientes que no resultan rentables a hospitales públicos, donde las intervenciones más costosas y dificultosas se realizan en hospitales públicos y donde los tratamientos costosos, transporte sanitario, oxigenoterapia, etc....sigue corriendo por cuenta del estado, no se incluye en lo que cobran por paciente.

La asistencia sanitaria a inmigrantes y personas sin recursos ha sido reducida a la urgencia, parto y cuidados pediátricos. Entendemos que esta medida es inhumana y discriminatoria, que hablando en su lenguaje, producirá un aumento en el gasto sanitario al desarrollar enfermedades que podrían haber sido tratadas o evitadas con anterioridad. Aunque dicha medida ha sido refrendada por el Tribunal Constitucional, nuestra comunidad sigue aplicándola a rajatabla no ofreciendo ningún sistema alternativo de asistencia, salvo la solidaridad de los sanitarios.

Los hospitales de CLM han sufrido recortes y las consecuencias son que las urgencias están saturadas por la falta de personal y el cierre de plantas y camas. La desaparición de especialidades en algunos centros, el despido de su personal en otras como en pediatría, agendas cerradas desde hace tiempo, etc.... están haciendo que la asistencia sanitaria se haya deteriorado y que los profesionales no puedan realizar su labor con la debida calidad.
El tiempo de espera para ser operados actualmente en Castilla La Mancha ha aumentado entre 58 y 107 días más de media. En diciembre de 2010 se contabilizaron solo 7 pacientes que esperaron más de 6 meses para ser operados mientras en junio de 2012 fueron 7.132. El retraso para ciertas pruebas diagnósticas era a esa fecha, de 79 días y para otras están dando cita para 2015. Todas estas demoras se producen por los recortes en sanidad y la disminución de personal que ya hemos sufrido por parte de la Junta de Comunidades. Es ilógico que intenten hacernos pensar que esta situación se solucionará con la gestión privada, ya que en los hospitales madrileños con gestión recientemente privatizada, ya han anunciado el recorte de su plantilla, en algunos casos de hasta 200 trabajadores.

Se nos ha impuesto el copago en el transporte sanitario no urgente, en el cribado neonatal (prueba del talón) ahora se detectan solamente 3 enfermedades básicas, seguimos sin cribado de cáncer de cólon, una prueba que cuesta tan sólo 2 € frente a los 27.000 que cuesta su tratamiento, que salva al 90% de los detectados precozmente y que sí ahorraría recursos al sistema sanitario.

Hay un dicho que dice que es de estúpidos intentar solucionar un mismo problema siempre del mismo modo y esperar que los resultados sean distintos. Así pues, si en paises que han sido pioneros en alguna forma de privatización de su sanidad como es Canadá o el Reino Unido, han dado marcha atrás a sus proyectos al comprobar que no resulta más barato y no es más eficiente, ¿por qué aquí siguen intentando privatizar la gestión sanitaria si se ha demostrado que no funciona?.... cuando los hospitales público-privados continúan siendo rescatados...¿por qué insisten?.....o son lo que dice el dicho o tal vez probablemente, responde a otros intereses, cada cual piense lo que quiera, pero desde luego no es por un supuesto ahorro ni en interés de la salud de nosotros los ciudadano", aseguran en es comunicado·.  

 


 

Error. Page cannot be displayed. Please contact your service provider for more details. (19)